¿Es mejor un vibrador de 150€ que uno de 40€?

| 26.11.2017

En la actualidad acostumbramos a asociar aquello que tiene un precio más elevado con una mejor calidad, y viceversa. Pero esto no es siempre una regla infranqueable. Cuando busquéis vuestro vibrador ideal, no os dejéis engañar por el precio; un mayor precio no tiene por qué significar un mayor placer.

Así pues, olvídate de los precios: los más importante para elegir tu vibrador ideal es pensar en qué botoncito querrás poner más énfasis. ¿Quizás buscas estimular tu clítoris? ¿O mejor tu punto G? ¿O eres de las que prefieren tenerlo todo?

Una vez sepas (más o menos) lo que quieres estimular ya puedes empezar la aventura de analizar y buscar entre los distintos modelos de vibradores femeninos. Antiguamente había muy poca variedad de vibradores, y ninguno era demasiado atractivo a simple la vista, pero hoy en día hay una gran variedad de formas, colores, y tamaños, y podemos encontrar modelos realmente monos (y efectivos).

Vibrador Pipo – 39,99€

Dicho esto, y para elegir mejor, hay que tener en cuenta una serie de características súper importantes para que tu experiencia con tu nuevo amiguito sea de 10. Estas son las principales:

  • Material de calidad: para que respete tus partes íntimas la mejor elección siempre es la silicona médica, ya que además de ser totalmente hipoalergénica y cuidadosa con tus genitales, tiene una textura muy agradable.
  • Resistente al agua: para que puedas dejarte llevar sin restricciones y no tengas que estar pendiente de no mojarlo demasiado, o de no poder usarlo durante un buen baño caliente.
  • Tacto aterciopelado: para que la fricción sea agradable.
  • Potencia suficiente: si la vibración es demasiado suave, podría llegar a hacerte cosquillas en vez de estimularte de verdad.

Y porqué no, que te atraiga estéticamente, al fin y al cabo, tú y el vibrador vais a compartir muchos momentos de placer juntos, ¿no crees?

Para acabar, no todas las mujeres somos iguales, ni tenemos los mismos gustos. Es normal que te sientas abrumada con todas las formas, colores y tipologías que existen. Por eso, es súper importante contar con un buen asesoramiento, ya sea en la tienda de tu barrio o en un sexshop on-line, y analizar los distintos tipos para acertar plenamente con tu nuevo aliado en el placer.

Ahora te toca a ti. Ya sabes algunos de los requisitos, así que es el momento de empezar a disfrutar de verdad. Pero sobre todo, teniendo siempre en cuenta que lo que necesitas es seguridad, calidad y potencia, no un precio mayor.

Imágenes: Platanomelon