Belleza

Cómo alargar los resultados de tu pelo tras la peluquería?

Dicen que el pelo se ve mejor tres semanas después de pasar por la peluquería. Nos adaptamos por completo a este ‘cambio y corto’ al que nos hemos enfrentado, incluso al nuevo color de tinte, pero tres semanas pueden ser las suficientes también como para empezar a pensar en volver a renovar raíces.

Las claves para que esta sensación de ‘adaptación’ y satisfacción con nuestro pelo dure por más tiempo y no requiera de una nueva visita a la peluquería, existen. Para el tinte existen algunos trucos, y sobre todo es en esta área en la que más nos interesa prolongar los resultados. Los cortes, y el resultado de los tratamientos para reparar o hidratar el pelo, tienen también sus ‘truquitos’. Te contamos qué necesitas saber de cada uno y así sabrás qué pedir la próxima vez que vayas a la peluquería.

Cómo alargar la los efectos de la peluquería en tu pelo

1# Pide una exfoliación:

Una limpieza integral de nuestro pelo puede tardar de 3 a 6 meses, siempre y cuando hayamos dejado a un lado esos productos sintéticos y con siliconas. Existen los peelings con sales del Himalaya o del Mar Muerto de Oliveras, que ayudan a exfoliar y eliminar todas esas toxinas.

Un truco: Si quieres hacerte tu propio exfoliante en casa lo único que vas a necesitar es aplicar, con el pelo mojado, una cucharada de bicarbonato, y masajear con la yema de los dedos unos minutos.

2# Mantén tu tinte y la hidratación de tu pelo a raya:

Hemos pasado del clásico rubio, color chocolate o castaños color miel, a los atrevidos y actuales ‘snowlights’ (blanco), ‘ronze’ (mezclas entre rubios y cobrizos) y el ‘blorange’ (tonos anaranjados). Cuanto más radical más van a verse los efectos del paso del tiempo y los lavados en el pelo. Para PROTEGER el tinte, sobre todo de las coloraciones permanentes que acaban retirando nuestra pigmentación natural, suelen dejarnos el pelo seco, quebradizo y muy deshidratado. Lo mejor para proteger tu pelo de estos tintes es utilizando champús sin siliconas ni sulfatos, y puedes RECUPERAR tono con ingredientes como el Aloe Vera, el castaño de indias o incluso té rooibos. Utiliza el aceite de coco o manteca de Karité como acondicionadores.

Un truco: Una vez a la semana puedes mezclar sérum capilar con tu acondicionador y aplicándolo de la mitad de tu cabeza hasta la punta, déjalo reposar con una toalla durante 15 minutos. Verás que al aclarar tendrás el pelo reparado y con todo su máximos color y textura.

3# Pásate a la Biotina

Ya sea porque el pelo parece que no te crezca nunca, o bien porque has entrado en el otoño con el pelo demasiado seco y con un exceso de su caída, lo mejor que puedes utilizar es la Biotina y quinoa. No es nada que debas incluir en tu rutina de belleza durante la ducha, se trata de lo que debes incluir en tu dieta. Alimentos ricos en Zinc, selenio, hierro, vitamina B (Biotina), cebolla roja, mijo, quinoa y salmón.

Un truco: Nunca te acuestes con el pelo mojado y evita las coletas o peinados tirantes.

4# Truco para flequillos

Lo más importante a la hora de decir si hacerse o no un flequillo es que no tengas remolinos. Si ya has tomado la decisión, nuestro consejo para que tu flequillo dure el máximo de tiempo posible sin necesitar un corte, y que además favorezca por completo a tu cara o largo de melena, son uno de estos dos:

  • Para cortes bob: Un flequillo para este tipo de cortes da una sensación de cara aniñada pero sexy.
  • Para melenas: La parte más corta del flequillo se establece en la nuca y de ahí se hace un bob asimétrico. Es un flequillo que permite ladearse o abrirse donde se desee. Favorece a formas ovaladas, de triángulo, y sobre todo es ideal si tienes un pelo denso y abundante.

5# El corte mejor a ‘Neocapas’

Cada tipo de cara exige un tipo de corte. Encontrar el adecuado según tu rostro, es fundamental para dar con aquel corte de pelo o peinado que más te favorezca. Si vas a cortar lo que debes buscar siempre es un efecto suave y con forma pero restando le volúmenes a las raíces. Según tu rostro estos son los cortes de pelo que mejor le van a tu cara y que más tiempo vas a mantener sin pisar la peluquería:

  • Rostros cuadrados: Pide cortes con efecto ovalados, con volumen en la zona superior y con capas que casi ni se aprecien -pero están-.
  • Rostros triangulares: Pide un degradado que empiece desde la barbilla y continue haciendo capas redondeadas. Ayudan a atenuar la barbilla.
  • Rostros rectangulares ó ovalados: El decapado debe ser sutil, inclinado y de manera que el volumen quede en las zonas laterales.
  • Rostros redondos: Lo que debes buscar son efectos o cortes alargados. Si tu melena es larga el efecto debería comenzar a la altura de la clavícula y en melenas midi a la altura de la coronilla.

Pasar por la peluquería con estos consejos de base puede hacer que en lugar de a las tres semanas, te sientas estupenda el mismo día y, además, por mucho más tiempo del que te imaginas.