Amor y sexo

Hablamos sobre el preservativo del futuro

Por fin empezamos a evolucionar en esto, el preservativo. Más de 100 años confiando en el látex y por fin, la ciencia, ha decidido  reinventarse. Cómo será este preservativo del futuro? Si esperabais que fuera más resistente, mejor ajustable y con mejores materiales ya lo tienes, os contamos más. 

El preservativo muchas veces brilla por su ausencia en las relaciones sexuales. Son incómodos, se pueden llegar a romper, a veces provocan pérdida de erección, etc. Es fundamental que los jóvenes nos concienciemos sobre su uso pero tantos inconvenientes solo aumentan las ganas de hacerlo sin él. Quizá ahora, con esta mejorada evolución, consigamos que su uso ni se cuestione. Se están inventando preservativos con materiales tales que van a hacer de esta ‘gomita’ la viva imagen del futuro.

Uno de estos materiales con los que se están fabricando preservativos es el grafeno. Los científicos de la Universiddad de Manchester llevan desde 2013 elaborando preservativos con este carbono. Es un elemento más fuerte que el acero y extremadamente delgado con una resistencia igual al diamante. Su espesor se puede comparar con el un átomo y por si fuera poco otorga un calor capaz de regalar sensaciones mucho más intensas.

Otro condón del futuro sería el que llevan a cabo los expertos del centro Essential Access Health de California, a base de Polietileno, un plástico de alta densidad muy delgado y más fuerte que cualquier preservativo de látex.

Si eres de los que además de tener sexo seguro te gusta saber que estás salvaguardando el planeta no te preocupes, los preservativos biodegradables también se están fabricando, a base de la nanocelulosa presente en una hierba autóctona de Oceanía. Son o no son estos preservativos dignos materiales del futuro?

Pero no solo de materiales estamos hablando. Un preservativo puede ser muy bueno pero si no lo colocamos bien el invento ‘se va al garete’. Hay otras lineas de estudio más centradas en reinventarse en esta vía, como la de Willem van Rensburg. Lo que hace este genuino inventor es utilizar el Rapidom como producto para facilitar la colocación de manera que con un solo movimiento, desde el glande hasta la base, queda una sujeción perfecta e inmóvil. 

Pero atentas porque nos hemos dejado lo mejor para el final, hacerlo sin preservativo pero protegidas como si lo lleváramos? Sí, el futuro de la revolución sexual está aquí. En la Universidad de Northwestern de Chicago confían únicamente en un polímetro capaz de imitar las mucosas. Se trata tan solo de untar esta pomada sobre el pene para conseguir que la sensación de no llevar preservativo sea completa y total pero a la vez se está protegido como si se llevara uno. Lo hay en Spray, el GirlPlay.  

Qué me decís, ya no hay excusas para hacerlo con preservativo. El futuro ha de crecer bajo una buena conciencia y mejorar este tipo de cosas nos hace dar un paso más en la evolución.