Saltar a la cuerda: El mejor ejercicio para ponerte en forma

| 15.08.2017

Saltar a la cuerda es una de los ejercicios más sencillos y más efectivos que puedes hacer para ponerte en forma. No hace falta que te desplaces a ningún lugar para practicarlo y además es realmente barato, solo tendrás que comprar una cuerda de saltar y la puedes encontrar en cualquier tienda de deportes.

Si los boxeadores eligen saltar a la cuerda como entrenamiento diario será por algo no? A veces nos obsesionamos con practicar deportes o hacer ejercicios que no podemos compaginar con nuestra vida personal y profesional y no nos damos cuenta de que hay maneras muy fáciles de ponernos en forma.

Es un ejercicio muy completo ya que trabajamos varias partes del cuerpo al mismo tiempo, ejercitamos brazos, piernas y abdomen simultáneamente. Una sesión diaria de 30 minutos de cuerda es más que suficiente para ponerte en forma. Si lo hacíamos de niñas por pura diversión por qué no hacerlo también ahora?

Te contamos los beneficios exactos que supone volver a la niñez y ponerte en forma saltando a la cuerda:

  • Aumenta tu agilidad: Como estás ejercitando tus piernas constantemente, a la hora de salir a correr notarás una mejoría importante. Tus piernas estarán más fuertes y resistentes al running.
  • Quema calorías: Sí, quema muchas calorías. Si realizas una sesión de 30 minutos podrás quemar hasta 300 calorías. Eso sí, ten en cuenta que esto requiere una práctica continua y que para notar una mejora necesitarás saltar a la cuerda unas cuantas semanas.
  • Tonifica: Saltar a la cuerda tonifica y fortalece al mismo tiempo, por algo los boxeadores lo incluyen en su rutina diaria de ejercicio.

  • Desestresa: Si, saltar la cuerda es desestresante y además ayudará a tu nivel de concentración. Te exigirá un control total de tu cuerpo y eso solo podrás logrando si te centras realmente en hacerlo.
  • Aumente tu resistencia: Después de saltar a la cuerda cierto tiempo notarás como tu resistencia en los demás ejercicios que realices habrá subido de manera notable.
  • Fácil y sencillo: Puedes llevarte una cuerda en el bolso cuando quieras y donde quieras. No necesitas ningún conocimiento previo antes de practicarlo -porque todas hemos sido niñas- y podrás marcarte tu propio ritmo.
  • Trabaja absolutamente todo tu cuerpo en un solo ejercicio: Saltar a la cuerda lo tiene todo, ejercitarás piernas, brazos, torso y abdomen al mismo tiempo.

Creemos que estas son razones suficientes para que te sumes a la rutina del boxeador y empieces a saltar a la cuerda. Sus numerosos beneficios ya nos han dejado claro que es uno de los mejores ejercicios que podemos realizar. A qué esperas para ponerte en forma?