Vuelta a la rutina: Adiós verano, hola gimnasio

| 21.11.2017

Con septiembre la realidad ha llegado: la vuelta a la rutina en el trabajo, en casa y por qué no también en el gimnasio. Tanto si lo dejaste antes de las vacaciones, como si es un nuevo propósito, el gimnasio es una buena opción para desahogarnos del estrés de “la vuelta al cole”. De esta forma, en vez de ser como un “bofetón” de realidad, es más bien un abrazo de reencuentro y hay actividades para todo tipos de personas. Es por eso que hoy te traemos unos consejos para que la vuelta al gimnasio no se te haga cuesta arriba. ¡Apunta!

Fija el horario y sal de compras

Comenzar es siempre lo que más pereza nos da. Un buen truco para hacer más llevadera la vuelta a la rutina es estrenar ropa o zapatillas. De esta forma, con la excusa de estrenarla nos hará salir a la calle y comenzar nuestra rutina.

Sin tregua

Otra de las claves para superar rápido esta cuesta arriba es evitar los días en blanco o, al menos, hacer más de lo que ya hacíamos anteriormente. Los días de tregua deben ser los mínimos posibles, porque cuanto antes cojamos la constancia del entrenamiento, antes volveremos a recuperar la forma. No obstantre, algunas cosas no deben cambiar, como el calentamiento.

Con calma

No tenemos que empezar a tope. Es lógico que si hace un tiempo que no hacemos ejercicio -o incluso si es nuestra primera vez en el gimnasio- no podemos empezar el primer día a darlo todo. El proceso el progresivo, por lo que hay que dejar las prisas aparte. Hay que empezar con entrenamientos que toquen todos los grupos musculares y todos los tipos de movimiento. 

No inventes

Es cierto que nunca va mal probar cosas nuevas, pero depsués de las vacaciones es mejor que nos asesoremos bien antes de hacerlo porque hay más riesgo de lesiones y nuestro cuerpo no está habituado. Es mejor empezar poco a poco y una vez nuestro cuerpo se haya adaptado, apuntarnos a nuevas clases. 

Imágenes: Zenteno y Asociados